Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

miércoles, agosto 09, 2017

Terremoto


(Editor Rodrigo Araya Tacussis, 75 pág.). El poeta Jordi Lloret y el artista Héctor Labarca se complementan en un trabajo donde texto y fotografías retratan la intensidad  y consecuencias del terremoto y maremoto grado 8.8 del 27 de febrero de 2010. La palabra se transforma en una especie de bitácora de los hechos, dando cuenta de episodios que se van develando tras la tragedia. No sólo remezón de la tierra es fatal, sino también lo que viene, el desbande, los desaparecidos bajo las aguas, bajo los escombros, los saqueadores, el toque de queda, la intemperie y el país fragmentado y desorientado. La incompetencia. Todo es reconstruido en Terremoto, como una bofetada al olvido: “A partir de las nueve de la noche en la ciudad/ de la estrella lejana hay toque de queda./ Un señor habla de vándalos que saquearon los/ supermercados./ Eran jóvenes morenos que no tenían nada que/ hacer. Cesantes o trabajadores de algunos de los/ restaurantes que atendían a algunos turistas/ que venían a Laraquete a comer/ en el restauran donde había un puma amaestrado/ y la propina era una luca verde”.

No hay comentarios.: