Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

viernes, diciembre 22, 2017

Revolucionarios y parlamentarios


(Lom Ediciones, 275 pág.). El historiador Jorge Navarro López subtitula este libro: “La cultura política del Partido Obrero Socialista, 1912-1922”. Este partido, el 2 de enero de 1922, en su III Congreso, pasa a llamarse Partido Comunista de Chile. A su vez, el Partido Obrero Socialista derivaba del Partido Demócrata. Se trata de un trabajo valorable en varios aspectos, entre ellos mostrar el desarrollo y diferencias entre los movimientos socialistas del norte (Iquique), centro (Santiago y Valparaíso) y el extremo sur del país (Punta Arenas), así como los lazos que en algún momento tuvieron. El POS también tuvo serias diferencias con los movimientos anarquistas, a pesar de que estaban conformados por trabajadores de distintos oficios, lo mismo que ellos. El POS tuvo una influencia importante en la formación y avances de los sindicatos y de todo el movimiento obrero del siglo XX, lo que no es menor. Su lucha inicial en la primera década del siglo pasado marcó de manera fundamental a los movimientos sociales posteriores, que alcanzaron su cumbre con la elección del presidente Allende en 1970.

No hay comentarios.: